jueves, 23 de mayo de 2013

¿Por qué correr?: otros 30 motivos.

Seguramente alguna vez alguien o vosotros mismos os habéis hecho esta pregunta. Respuestas hay casi tantas como corredores, pero a bote pronto a todos se nos pasa por la cabeza una respuesta parecida: "por placer", ¿verdad?. La carrera es algo innato y natural en el ser humano, ha sido el medio de locomoción del hombre durante miles de años. En la actualidad el sedentarismo, consecuencia de la mecanización de la vida de las sociedades industrializadas, ha hecho que la carrera pase a un segundo plano predominando la utilización de vehículos para desplazarnos. Por eso, ahora más que nunca, es necesario correr, para desconectar de los ajetreos de la vida moderna, para volver a nuestros orígenes, para realizar una actividad que nos proporciona placer, una actividad para la que nuestro cuerpo está preparado y por ello nos la demanda.

Hoy no pretendo exponer las razones por las que la mayoría de vosotros corréis, todo lo contrario, mi intención es exponer otros muchos motivos que seguramente desconocéis, de este modo nuestro amor hacia el running se verá reforzado. Por ello, vuelvo a plantear la pregunta, ¿por qué correr?:

  1. Para evitar los problemas de salud derivados del sedentarismo: disminución de la longevidad, aumento de la morbilidad, aumento del riesgo de sufrir enfermedades como la hipertensión, hiperlipidemia, arterioesclerosis, insuficiencia coronaria, infarto de miocardio, cáncer de colon, osteoporosis, obesidad y alteraciones posturales óseas y articulares.
  2. Para que nuestro corazón reciba y bombee más sangre como consecuencia del fortalecimiento de las paredes cardíacas y el aumento de sus cavidades.
  3. Para que nuestra frecuencia cardíaca disminuya y nuestro corazón pueda hacer frente a los requerimientos de la vida cotidiana con un menor esfuerzo.
  4. Para mejorar la elasticidad de los vasos sanguíneos, lo cual facilitará a su vez una óptima circulación sanguínea que influirá en la prevención de la arteriosclerosis, la hipertensión y las varices.
  5. Para mejorar la irrigación sanguínea de todas nuestras células como consecuencia de la perfección de la red de capilares.
  6. Para aumentar la calidad de la sangre, es decir, que aumente el número de glóbulos rojos para poder transportar más y mejor el oxígeno y los nutrientes que requieren nuestras células.
  7. Para mejorar la oxigenación del organismo como consecuencia de la mejora en la eficacia de intercambio de elementos entre la sangre y las células.
  8. Para aumentar la capacidad vital (volumen de aire existente entre una inspiración máxima y una espiración máxima), lo que nos permitirá tomar más oxígeno y eliminar más anhídrido carbónico.
  9. Para mejorar la eficacia en el intercambio de elementos entre la sangre y los alveolos pulmonares.
  10. Para aumentar el espacio alveolar y así se facilite el intercambio de oxígeno-anhídrido carbónico.
  11. Para purificar los pulmones. 
  12. Para aumentar la eficacia y resistencia de los músculos respiratorios.
  13. Para aumentar el volumen muscular y la fuerza que pueden ejercer los músculos.
  14. Para aumentar la eficacia de las células musculares consecuencia de una mejor irrigación sanguínea, estimulación nerviosa y optimización de los procesos de creación de energía.
  15. Para aumentar la resistencia de los músculos a la fatiga.
  16. Para mejorar la estructura y función de los tendones.
  17. Para aumentar la mineralización de los huesos y el esqueleto sea más resistente.
  18. Para mejorar la estructura y función de los ligamentos.
  19. Para mejorar la amplitud de movimiento articular.
  20. Para aumentar la velocidad de transmisión de los impulsos nerviosos y mejorar la velocidad de reacción.
  21. Para mejorar la coordinación y los reflejos.
  22. Para alcanzar y mantener una mejor silueta.
  23. Para liberar energía y tensiones acumuladas.
  24. Para eliminar o disminuir el estrés.
  25. Para disminuir los niveles de ansiedad.
  26. Para mejorar los estados de depresión.
  27. Para mejorar el rendimiento intelectual y el estado emocional.
  28. Para mejorar la autoestima y autoconfianza.
  29. Para llevar una vida más ordenada donde no tengan cabida otros hábitos no saludables.
  30. Para conocer a otras personas que comparten el amor hacia el running.

Resumiendo, cuando nos hagan otra vez esta pregunta, podremos contestar con rotundidad: porque me gusta, mejora mi calidad de vida y me permite vivir mejor. ¿Aún necesitas más razones para convencerte de la necesidad e importancia de correr?. Pues te doy la última:

"Para añadir vida a los años, no años a la vida".