miércoles, 12 de junio de 2013

De interválico con Motoactv.

Saludos, hoy he rescatado un artículo que escribí hace un par de meses sobre mis entrenamientos con Motoactv, cuando estaba en el punto más álgido de mi preparación para la Media Maratón de Málaga 2013. Lo cierto es que anhelo los ritmos a los que entrenaba entonces. Espero que os guste:

Por fin estoy en casa, son las 16:00 horas, llevo todo el día esperando y pensando en este momento. Tengo el material preparado en las sillas del salón: zapatillas, calcetines, medias compresoras, mallas, camiseta, bragas, gorra, auriculares, banda de frecuencia cardíaca, bolso con ropa de cambio y lo más importante... el Motoactv. Para hacerme una idea de lo que me espera hoy lo enciendo y me voy al apartado de entrenamientos planificados (tengo todas las sesiones de los próximos tres meses planificadas desde el portal web motoactv): "Jueves 7, Interválico 6", una leve sonrisa se dibuja en mi cara, me encantan las series. Pulso otra vez para conocer los detalles de la sesión: calentamiento 25 minutos ritmo suave; 7x1000m a ritmo entre 3:50 y 3:30 min/km con 1 minuto de recuperación; 15 minutos de vuelta a la calma ritmo suave. ¡Manos a la obra!.

Llego a los Llanos del Nacimiento (lugar donde solemos entrenar la gente de la zona). Empiezo mi ritual equipándome y calentando mi musculatura con un poco más de mimo de lo habitual puesto que me espera una dura sesión. Miro mi Motoactv, ya ha detectado el gps, el bluetooth de los cascos y la banda de frecuencia cardíaca. Todo está en su sitio. Sin más, pulso el botón "start" y arranco a trotar suave. Una voz femenina me indica que me esperan 25 minutos de calentamiento donde aproximadamente recorreré 5 kilómetros. Me gusta comenzar sin música, la reservo para cuando estoy un poco más activo o tengo que subir los ritmos de carrera. Hago un recorrido circular por los caminos del nacimiento entre pinos, piedras y vegetación variada. Cada kilómetro esa misma voz me da los datos de ritmo, tiempo y distancia (pues así lo tengo configurado). En el kilómetro 4 aproximadamente llego a la pista de atletismo, entro corriendo y continuo por la misma sin variar un ápice mi ritmo, pulso el botón de música y empiezo a prepararme para lo que se avecina.

Han pasado 25 minutos, empieza lo bueno, una voz me indica que comienza la serie, la distancia a recorrer y los tiempos entre los que tiene que estar mi ritmo. Aumento mi velocidad y me dispongo a cumplirlo. Miro el reloj, necesito referencias, éste me muestra una barra en cuyos extremos están los tiempos límites 3:50 y 3:30 y una flecha que se mueve por la barra acercándose más o menos a un extremo u otro en función de mi velocidad. Todo va bien, la flecha está muy cerca del 3:30, llevo 500m a una media de 3:34 min/km y unas luces en la parte superior me indican que me falta la mitad de la distancia de la serie. Termino muy entero esta serie (lógico, es la primera), la voz me indica que debo descansar un minuto y automáticamente me aparece una pantalla con las cinco zonas de trabajo cardíaco, las pulsaciones por minuto en grande y el tiempo de recuperación que me queda antes de empezar otra serie. Observo que tengo 167 pulsaciones y que está destacada la zona 4 de trabajo cardíaco. Todo marcha bien. En el minuto de recuperación he conseguido bajar mi frecuencia cardíaca 37 pulsaciones (zona 2) antes de empezar la siguiente serie (hay que bajar como mínimo 30 pulsaciones).

Finalizadas las series, la última ha costado pero también he realizado una marca digna dentro del rango de tiempos del día (3:41 min/km), el Motoactv me indica que me esperan 15 minutos de vuelta a la calma. Abandono la pista de atletismo a ritmo suave, bajo un poco el volumen de la música y pulso dos veces el "botón music" pues necesito escuchar algo más relajante. En estos 15 minutos recorreré aproximadamente 3 kilómetros, lo justo para dar una vuelta de 1,5 kilómetros y posteriormente dirigirme al coche.

Finalizado el entrenamiento, una voz me da la enhorabuena porque he cumplido los objetivos del día. Pulso el botón finalizar y en la pantalla me aparece el resumen de la sesión, voy deslizando el dedo por la pantalla y observando los siguientes datos: distancia recorrida en el calentamiento, ritmos y pulsaciones medias en cada una de las series, pulsaciones medias en los intervalos de recuperación, distancia recorrida en la vuelta a la calma, pulsaciones medias de la sesión, distancia total recorrida, desniveles, mapa del recorrido y una serie de caritas para marcar la que estime oportuna en función de lo difícil que me haya resultado cumplir los objetivos.

Cuando llego a casa, el Motoactv detecta automáticamente por wifi mi red y vuelca el entrenamiento sin necesidad de conectarlo por cable. Posteriormente entro en el portal web Motoactv y analizo el entrenamiento con más detalle si cabe: pasos dados por kilómetro, el tiempo de trabajo en cada zona cardíaca, gráficas de desnivel, pulso y ritmo integradas... Además exporto la sesión a la página web endomondo, pues me gusta tener recogidas mis prácticas también en este portal donde interacciono con mis amigos.

Pues sí amigos, esto es un día cualquiera de mi rutina de entrenamientos con Motoactv. La verdad es que es mucho más ameno realizar las sesiones con este "cacharro". Hasta la próxima.