miércoles, 17 de julio de 2013

5 sistemas de hidratación para runners.

Saludos, la mayoría de vosostros ya conocéis los motivos por los que la hidratación es tan importante, no sólo en el mundo del running, sino en cualquier disciplina deportiva. Sin embargo no viene mal hacer un pequeño repaso. El ser humano está compuesto aproximadamente por un 70% de agua. Cuando hacemos ejercicio nuestro organismo utiliza el agua para regular la temperatura corporal y ésta se va perdiendo progresivamente a través del sudor. En ese agua también van electrolitos como el calcio, sodio y potasio que tienen importantísimas funciones en la contracción muscular, por lo que no sólo debemos beber agua, sino que sería conveniente beber bebidas isotónicas para reponer los electrolitos perdidos.

La importancia de la hidratación es directamente proporcional tanto a la temperatura ambiente como a la duración de la práctica deportiva, por lo que tendremos que tener especial cuidado en verano y sobre todo aquellas personas que suelan correr distancias mayores de 10 kilómetros. Es necesario beber, aunque no se tenga sed, cada cierto tiempo y buches pequeños, tanto si estamos entrenando como si estamos compitiendo. Además, lo ideal sería beber por lo menos medio litro al acabar. 

Dada la importancia que tiene la hidratación, más aún teniendo en cuenta que nos encontramos en pleno verano, queremos proponer cinco formas distintas de hidratarnos mientras corremos para que cada cual pueda elegir la que más se adapta a sus características, gustos o necesidades:


RUNNING_accesorios y equipamiento Running, Atletismo - Botella de mano Running DECATHLON - Accesorios y Complementos1. Botellas de mano: este sería el método más rudimentario. Suelen utilizarlo aquellas personas que no corren largas distancias puesto que el hecho de llevar una botella en la mano no es muy cómodo que digamos. El tamaño de la botella no debe ser muy grande puesto que el peso puede pasar factura a nuestros brazos (sobrecarga) y técnica de carrera (braceo). Otra opción sería los portabidones de mano, pueden añadir cierta comodidad a esta técnica de transporte de agua, además de bolsillos suplementarios donde llevar dinero, llaves u objetos diversos pequeños.


2. Cinturones portabidones: como su nombre indica se trata de cinturones con ranuras especiales para llevar bidones de agua alrededor de la cintura. Es uno de los sistemas de transporte de agua más cómodos para el runner. Actualmente en el mercado hay multitud de cinturones a la venta: con bolsillos, con capacidad para más o menos bidones, para bidones pequeños, grandes, medianos... De lo que se trata es de estudiar el mercado y ver cuál se adapta a nuestras necesidades, bien por comodidad o por características del mismo.



3. Mochilas: existen en el mercado multitud de mochilas específicas para runners que nos permitirán correr con relativa comodidad sin incidir demasiado en nuestro desempeño. La principal característica diferenciadora de este sistema con el resto es la capacidad de carga. Estas mochilas suelen llevar ranuras para bidones de agua pero además es posible transportar otro material de diversa índole que puede ser útil para distancias muy largas: calcetines de repuestos, gorras, móvil, gafas, cremas, ropa impermeable...




4. Camelback: también se lleva a la espalda como una mochila, la diferencia en este caso es el sistema de hidratación. Aquí no transportamos bidones de agua. Dentro de la mochila existe una bolsa de agua a la que tendremos acceso de manera sencilla a través de un tubo que posee una válvula específica en la punta. Las ventajas que ofrece este sistema es que se puede beber con facilidad sin necesidad de utilizar las manos y además se puede transportar gran cantidad de agua y de objetos diversos. Muy recomendable por tanto para largas distancias.



5. Planificación: aquí ya no hablamos de accesorios. En este caso de lo que se trata es de estudiar la ruta que realizaremos para establecer puntos donde nos hidrataremos: fuentes, ríos, bares... la ventaja que tiene este método es la comodidad, la ausencia de peso extra. Los inconvenientes son la incertidumbre y las posibles sorpresas o imprevistos. Para hidratarnos de esta forma es necesario conocer la ruta muy bien. Si hacemos un circuito al que daremos varias vueltas podemos colocar un vehículo con agua en un punto estratégico o esconder botellas de agua en algún punto por el que pasaremos varias veces.


Expuestas las posibilidades... ¿con cuál os quedáis?.